VITALIDAD

Consejos Sobre Energia y Salud

Pénfigo, ¿Qué es y cómo tratarlo?

¿Qué es el pénfigo?

El pénfigo es una enfermedad caracterizada por la aparición de ampollas que afectan a la piel y las membranas mucosas. Su origen es autoinmune, es decir, se desencadena por un desequilibrio en el sistema inmunológico que produce erróneamente algunos anticuerpos de ataque a las células sanas de la piel y a algunas membranas mucosas (boca, garganta, nariz, ojos y región genital).

El pénfigo se clasifica en cuatro grupos:

Pénfigo, ¿Qué es y cómo tratarlo?
  • Pénfigo vulgar
  • Pénfigo Foliaceus
  • Pénfigo IgA
  • Pénfigo paraneoplástico.

La diferenciación entre ellos se hace por las características clínicas, los hallazgos de laboratorio y la presencia de antígenos.

Con el tratamiento adecuado, la persona con pénfigo tendrá un control de la enfermedad evitando la aparición de nuevas lesiones y el empeoramiento de las existentes.

El dermatólogo es responsable de la conducción del caso.

¿Cuál es el tratamiento del pénfigo?

El tratamiento del pénfigo se realiza con el uso de corticoides orales asociados a los inmunosupresores. Este tratamiento, en general, es prolongado y puede requerir el uso de estos medicamentos durante varios años.

El objetivo principal del tratamiento es mantener la enfermedad bajo control, evitar el agravamiento de las lesiones y evitar la aparición de nuevas lesiones.

Como estos medicamentos pueden tener varios efectos secundarios, la persona con pénfigo debe ser seguida regularmente con exámenes de rutina y evaluación médica.

A veces, como parte del tratamiento, la persona puede ser evaluada por otros especialistas (oftalmólogo, dentista, endocrinólogo, ginecólogo, reumatólogo, cardiólogo, etc.) para observar la presencia de estos efectos secundarios en órganos distintos de la piel y las mucosas.

La enfermedad puede presentar momentos de mejora y control, pero puede salirse de control en ciertos momentos que requieren un aumento de la dosis de la medicación.

¿Es contagioso el pénfigo?

El pénfigo no es contagioso. Como se trata de un trastorno autoinmune causado por un desequilibrio en los anticuerpos producidos por la persona que no reconoce las células sanas y las ataca, las personas que tienen pénfigo no transmiten la enfermedad a otras personas.

Si te gustó, comparte en tus redes sociales
Te puede interesar
tratamientos, migrana
October - 2021
dolor
October - 2019
resaca, bebidas
November - 2019