VITALIDAD

Consejos Sobre Energia y Salud

Que alimentos evitar para prevenir los cálculos renales

Evitar los alimentos que contribuyen a la formación de cálculos renales y consumir plantas y nutrientes que los previenen es la estrategia recomendada seguir si quieres prevenir efectivamente los cálculos renales. Los refrescos y los productos altamente procesados deben ser eliminados de la dieta. Los alimentos ricos en calcio, magnesio y potasio ayudan a controlar la formación de cálculos renales. Las fuentes vegetales de polifenoles actúan positivamente sobre la salud renal. Además los tés de diversas hierbas han demostrado científicamente su acción favorable en contra de los cálculos renales.

Fructosa natural vs añadida fructosa

La fructosa añadida a los zumos, refrescos y numerosos alimentos procesados no debe confundirse con la fructosa natural presente en las frutas, que no causa efectos adversos para la salud. La fructosa añadida contribuye a aumentar la formación de cálculos urinarios a través de acciones en el metabolismo de los uratos (urea, ácido úrico) y en el pH urinario (acidez), principalmente en individuos con síndrome metabólico caracterizado por obesidad, hipertensión, resistencia a la insulina y altos triglicéridos.

Que alimentos evitar para prevenir los cálculos renales

Ácido úrico

La ingestión de fructosa está asociada con el aumento de los niveles sanguíneos de ácido úrico y oxalato en la orina, la disminución del calcio en la sangre, un pH urinario ácido y una disminución del magnesio urinario. Cuando los niveles de ácido úrico aumentan, hay una disminución en el óxido nítrico (relaja y abre los vasos) y un aumento en la angiotensina (tensa y estrecha los vasos). Esto hace que las células del músculo liso (que recubren los vasos sanguíneos) se contraigan, aumentando la presión arterial y el daño potencial a los riñones.

Refrescos

Los refrescos acidifican la orina debido al alto contenido de ácido fosfórico y contribuyen directamente a la formación de cálculos renales. Un estudio grande de 194,000 personas, seguido durante diez años, mostró que aquellos que consumen un refresco diario tienen un riesgo relativo 33% mayor de desarrollar cálculos renales. Los investigadores también encontraron que ciertas bebidas han reducido el riesgo, como el café, el té, la cerveza, el vino y el jugo de naranja - ¡todas mejores opciones que los refrescos, seguramente!

Medidas nutricionales

Los cálculos renales se pueden controlar con medidas nutricionales para prevenir su recurrencia. Los suplementos de calcio están contraindicados, pero el calcio natural presente en los alimentos es beneficioso. Anteriormente se creía que el calcio debía restringirse en la dieta porque la mayoría de los cálculos son oxalato de calcio. Sin embargo, la restricción de calcio en la dieta puede llevar a la desmineralización ósea y a un aumento en la formación de cálculos. Según la Sociedad Americana de Nefrología, el calcio de la dieta se adhiere al oxalato, que se elimina del cuerpo antes de que se formen nuevos cálculos.

Alimentos ricos en calcio, magnesio y potasio

Los mejores alimentos para proporcionar calcio incluyen hojas verdes, vegetales crudos (repollo, brócoli, coliflor), nueces y semillas oleaginosas, leche, queso y yogur entero. El magnesio y el potasio ayudan en el trabajo renal, acelerando la eliminación de compuestos formadores de cálculos como oxalatos y uratos. Las mejores fuentes son las hojas verdes, apio, brócoli, aguacate, agua de coco, sandía, plátano, papaya, naranja, frijoles, lentejas, semillas oleaginosas, ñames, pescado y mariscos.

Evite el oxalato

Aquellos que tienen propensión a hacer cálculos deben reducir el consumo de alimentos ricos en oxalato, y los principales son las espinacas, ruibarbo, hojas de remolacha, salsa de tomate, papas, germen de trigo, chocolate, almendras y cacahuetes. Siempre que se consuma un alimento rico en oxalato se acompaña de otro alimento rico en calcio, por lo que el oxalato se eliminará en la orina. El exceso de carne, especialmente la carne procesada, y el sodio también están contraindicados.

Plantas contra cálculos renales

La aparición de cálculos renales es una enfermedad frecuente en el sistema urinario. Varios estudios en humanos han demostrado que las dietas con una mayor ingesta de verduras y frutas juegan un papel importante en la prevención de los cálculos. El té verde, el perejil, la granada, el comino negro, el hibisco, la garcinia, el orégano, la goma lentisco, la frambuesa, la ortiga, la galleta de piedra y otras plantas han recibido un interés considerable basado en pruebas científicas. Además, los tés preparados con estas hierbas ayudan a la hidratación, otro factor importante en la prevención de los cálculos renales.

El té de Chancapiedra es seguro para el consumo

Chancapiedra, cuyo nombre científico es Phyllanthus niruri, es una hierba que crece principalmente en la temporada de lluvias en todo tipo de suelos, y es común que aparezca en grietas en aceras, terrenos baldíos, patios y jardines, en todo latino América y en el mundo. Se utiliza comúnmente como un té para tratar los cálculos renales y es parte de la medicina popular. La ciencia demuestra que su efecto es real: esta planta contribuye a la prevención y eliminación de los cálculos urinarios. Aumenta la filtración glomerular y la excreción de ácido úrico, directamente relacionada con problemas renales. También favorece la relajación de los uréteres y tiene acción analgésica, lo que facilita el descenso y la expulsión de los cálculos, y ayuda a limpiar los fragmentos de cálculos después de una litotricia (procedimiento que aplasta los grandes cálculos retenidos en el sistema renal).

Cómo beber té

Chancapiedra aumenta la excreción urinaria de magnesio y potasio (orina alcalinizante) y reduce el oxalato urinario. No se detectaron efectos adversos renales, cardiovasculares, neurológicos o tóxicos en ningún estudio, siendo una hierba segura para el consumo. El té se prepara con 20 gramos (dos cucharadas) de la planta seca por 1 litro de agua, y debe tomarse durante todo el día. también se encuentra en forma de extracto seco en cápsulas.

Polifenoles

Además de las plantas dietéticas, las plantas bioactivas de la gran familia de los polifenoles, como la curcumina, las catequinas, la diosmina, la rutina y la quercetina, son eficaces para prevenir los cálculos renales. Los principales mecanismos de las plantas y los fitonutrientes incluyen la actividad diurética, antiespasmódica, antiinflamatoria y antioxidante, así como un efecto inhibidor sobre la cristalización y la agregación de cristales de oxalato de calcio.

Curcumina

Un estudio recientemente publicado ha demostrado que la curcumina puede aliviar significativamente la deposición de cristales de oxalato en el riñón de los conejillos de indias, previniendo el daño renal y la formación de cálculos. Las propiedades pleiotrópicas (múltiples líneas de acción) hacen de la curcumina una buena opción para prevenir y tratar los cálculos recientes o recurrentes. Otro estudio demostró que la asociación de la rutina y la curcumina inhiben la formación de cálculos por el oxalato de calcio. Este efecto está mediado por una reducción de la concentración urinaria de cristales de oxalato y por una acción antiinflamatoria y antioxidante.

Si te gustó, comparte en tus redes sociales
Te puede interesar
calcio, alimentos
Julio - 2021
alimentos, digestion
Julio - 2021
alimentos
Febrero - 2020