VITALIDAD

Consejos Sobre Energia y Salud

¿Sabías que existen aceites de oliva virgen que no son saludables?

Efectivamente, aunque te haya sorprendido es así. El aceite de oliva posee propiedades nutritivas que cambian de acuerdo con la variación en el cultivo, producción y conservación del fruto del cual es extraído.

¿Qué es el aceite de oliva?

El aceite de oliva es aquel que se extrae del olivo, conocido también como aceituna. Este a su vez se clasifica en virgen o extra virgen. Ambos, son aceites de máxima calidad ya que se fabrican sin aditivos. Son elaborados del zumo original extraído del fruto.

¿Sabías que existen aceites de oliva virgen que no son saludables?

La diferencia entre ambos, es que el aceite extra virgen es el zumo extraído de la aceituna cuando esta se encuentra en el momento exacto de maduración, por lo cual, es de mejor calidad que el virgen.

¿Por qué se considera saludable el aceite de oliva?

Este tipo de aceite, debido a su origen y fabricación, aporta numerosos beneficios nutricionales al organismo humano. Contiene propiedades antioxidantes, nutricionales, ácidos grasos monoinsaturados y otros componentes que ayudan a reducir el colesterol, la presión arterial y tienen efectos positivos saludables para el corazón.

El aceite de oliva es utilizado ampliamente en la gastronomía. Es el ingrediente principal de importantes platos culinarios, ensaladas y aderezos. También, puede ser utilizado como sustituto del aceite vegetal para freír diferentes tipos de alimentos.

Además de esto, las propiedades curativas del aceite de oliva también pueden absorberse a través de su aplicación en la piel. En la estética es utilizado como estimulante para fortalecer el crecimiento y evitar la caída del cabello y las uñas. En medicina, es aplicado como cremas, ungüentos, pomadas y numerosos remedios para la piel.

¿Qué componentes tiene el aceite de oliva?

El aceite de oliva normal, virgen y extra virgen, posee componentes como el ácido oleico, linólico y alfatocoferol (que es igual a la vitamina E). Es por ello, que a diferencia del aceite vegetal o del extraído de las semillas, tiene un elevado grado nutricional y dietético.

Los compuestos originales de este tipo de aceites, pueden variar dependiendo del origen de la aceituna y así como de la calidad de ésta. Integran en su mayoría compuestos de ácidos grasos y un porcentaje menor de fenoles (que son una especie de aditivos  preservantes naturales)

¿Por qué no todos los aceites de oliva son saludables?

La calidad de estos aceites se altera por distintos factores que influyen en su obtención y elaboración. Es decir, las condiciones agronómicas, el clima, el recogido y el proceso de extracción de la aceituna, debe ser realizado de la mejor manera para conservar las propiedades del producto final.

La aceituna es el principal componente y el más importante del aceite de oliva. Sin embargo, existen diferentes tipos que no son recomendables para un producto de calidad. Las más adecuadas son picual, hojiblanca, picuada y cornicabra.

Otro factor importante es que el cultivo y riego sea apto para que el fruto desarrolle su crecimiento de manera eficiente y conserve la mayor cantidad de fenoles.

En cuanto a la producción, se debe evitar cualquier tipo de error y tener cuidado con plagas, pesticidas, garantizar una adecuada higiene en el área, temperaturas aptas y el mejor proceso de extracción. Cualquier falla referente a este proceso puede significar el desmejoramiento del producto final y por lo tanto no conserva las propiedades que son favorables para el consumo humano.

Si te gustó, comparte en tus redes sociales
Te puede interesar
salud, alimantacion
Septiembre - 2020
vitaminas, salud
Diciembre - 2019
salud, miel
Diciembre - 2019