VITALIDAD

Consejos Sobre Energia y Salud

Síndrome de Asperger, síntomas y tratamiento

¿Qué es el síndrome de Asperger?

El síndrome de Asperger es un tipo de autismo, un trastorno cerebral que afecta el comportamiento de una persona y la forma en que se comunica e interactúa con los demás. Los síntomas suelen comenzar en la infancia y son más comunes en los varones.

Los niños con síndrome de Asperger tienen dificultades para relacionarse con otras personas, no están interesados en hacer amigos y están intensamente interesados en temas muy específicos. La inteligencia del niño no se ve afectada.

Síndrome de Asperger, síntomas y tratamiento

El síndrome de Asperger se incluye en el conjunto de enfermedades que integran el espectro del autismo, que se caracteriza por los trastornos en la comunicación y la relación con otras personas. El síndrome es una de las formas más leves de estas enfermedades.

El síndrome de Asperger no tiene una causa conocida, pero se admite que puede ser influenciado por factores genéticos. El trastorno parece originarse en cambios en la estructura del cerebro.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Asperger?

Los síntomas del síndrome de Asperger varían de una persona a otra, y los más comunes se asocian con el desarrollo de un comportamiento social inusual. Esto incluye:

  • Tratando de llamar la atención de los demás de una manera grosera;
  • Dificultad para entender algunas reglas de convivencia social;
  • Intolerancia con los cambios de rutina;
  • Intereses repetitivos y centrados en los mismos objetos;
  • Dificultad para cambiar el foco de atención;
  • Dificultad para organizar y cumplir las tareas diarias y los deberes escolares;
  • Hablar continuamente sin cambiar el tema y sin darse cuenta de si la otra persona está interesada o no;
  • Trastornos del estado de ánimo, ansiedad y depresión;
  • Poco contacto visual, pocas expresiones faciales, posturas inusuales;
  • Obsesión por temas muy específicos;
  • Falta de capacidad para entender o expresar empatía hacia los sentimientos o estados de ánimo de otras personas;
  • Tono de voz monótono o rígido, habla muy rápido;
  • Falta de coordinación de movimientos al caminar o al hacer deportes.

Estos síntomas se hacen más notorios después de los 4 años de edad, cuando se intensifica el proceso de sociabilidad.

Las personas con síndrome de Asperger no suelen experimentar retrasos en el desarrollo del lenguaje, pero tienen dificultades para mantener una conversación normal.

Los síntomas del síndrome de Asperger pueden variar mucho, lo que dificulta su diagnóstico. El niño debe someterse a una evaluación con médicos y psicólogos especializados, así como a diversas pruebas para evaluar sus capacidades.

¿Cuál es el tratamiento para el síndrome de Asperger?

No hay medicamentos ni un tratamiento específico para el síndrome de Asperger. Las características fundamentales de la enfermedad no son curables. En algunos casos se pueden utilizar medicamentos para controlar la ansiedad, la depresión o la hiperactividad.

El tratamiento también incluye el apoyo de especialistas para orientar el comportamiento y las habilidades sociales. Con una intervención especializada y apropiada, es posible mejorar el lenguaje, la postura, la comunicación y la capacidad de relacionarse y reconocer los sentimientos de otras personas.

La mayoría de los niños con síndrome de Asperger se convierten en adultos funcionales, felices y bien adaptados.

Para hacer el diagnóstico del síndrome de Asperger es importante observar a la familia y a los cuidadores de la escuela, que tienen la función fundamental de proporcionar información sobre el comportamiento y el desarrollo del niño y su interacción con otras personas.

Si te gustó, comparte en tus redes sociales
Te puede interesar
dolor
Octubre - 2019
resaca, bebidas
Noviembre - 2019
masajes
Diciembre - 2019